El Liderazgo Integrado

Un Balance entre Esencia y Forma (Artículo de Punto de Vista)

Un Enfoque de Desarrollo de Liderazgo

En los 50 años que Wilson Learning lleva estudiado el liderazgo y ayudando a sus clientes a desarrollar sus enfoques de liderazgo, creemos que la forma en que los líderes ven su propósito marcará el curso del éxito de sus organizaciones. En este documento de posicionamiento, presentamos nuestro punto de vista sobre liderazgo: el liderazgo efectivo es un balance entre Esencia y Forma. Definimos cómo la Esencia y la Forma son expresadas por los líderes hoy en día y mostramos cómo diferentes niveles de liderazgo requieren diferentes Formas, aunque todas estén construidas bajo una misma Esencia de liderazgo.

Para Wilson Learning, el propósito de un líder es comprometer a otros a entregar toda su energía en la creación de valor y de éxito. Esta simple declaración contiene algunos elementos importantes que son la base de nuestro punto de vista sobre liderazgo:

  • Comprometer a otros: Una diferencia clave entre un líder y un contribuyente individual es el logro de metas a través de comprometer a los demás. Para lograr los resultados de negocio establecidos, los líderes necesitan no solamente dirigir, sino además inspirar y promover los talentos de los otros hacia una visión emocionante.
  • Entregar toda su energía: No es suficiente para los líderes lograr conformidad. Un verdadero líder genera pasión que alimenta los niveles más altos de compromiso – de manera que los empleados estén listos y dispuestos a entregar toda su creatividad, capacidad y conocimiento a la organización, día a día. A cambio, los empleados reciben lo que necesitan para crecer, prosperar y alcanzar la realización profesional.
  • Crear valor y ser exitosos: Los líderes efectivos saben que para sobrevivir y crecer, todas las partes interesadas – clientes, empleados y propietarios / accionistas – deben obtener valor de la organización. Teniendo empleados que se sientan realizados, proporcionando mejores productos a los clientes y asegurando que los propietarios / accionistas reciban un justo retorno de la inversión, los líderes efectivos logran enfocar a todos en mejorar la entrega de valor – creciendo ellos mismos y las organizaciones.

En los más de 50 años de experiencia en el desarrollo de liderazgo, sabemos que los líderes que han logrado realizar su propósito – comprometiendo a los demás a entregar toda su energía a la creación de valor y al éxito – han sabido integrar exitosamente la Esencia y la Forma de un liderazgo eficaz. Esencia (las cualidades que dan a los dirigentes su identidad) y la Forma (lo que un líder hace y dice) son las dos caras de la moneda del liderazgo - el "ser" y el "hacer" de cualquier rol de liderazgo.

Lamentablemente, hay muchos líderes que fallan en integrar Esencia y Forma. Casi todo el mundo puede recordar colaborar con un líder que era todo Forma y poco Esencia - un líder que actuaba eficazmente, pero no promovía el compromiso. Estos son los líderes que dan la impresión de esperar mucho de los demás, pero no tanto de sí mismos; cuya intención usted no sabía o no podía confiar; que, en definitiva, obtenía cumplimiento, pero no compromiso de sus empleados.

Casi todo el mundo puede recordar también el trabajo con un líder con mucha Esencia, pero poca Forma. Estos son líderes que generan una profunda confianza y compromiso en los demás, pero que carecen de la capacidad de enfocar este compromiso en una dirección. En otras palabras, generan confianza en sus valores, pero no en sus competencias.

El enfoque de evaluación y desarrollo de líderes de Wilson Learning se ha creado con la intención de aprovechar tanto la Esencia como la Forma del liderazgo. La Esencia se captura en lo que llamamos Carácter de Liderazgo - aquellos elementos de liderazgo que son duraderos y fundamentales a la forma como la gente ve el propósito del liderazgo. Forma, por el contrario, representa los elementos de liderazgo que se adaptan y cambian, en función del nivel y la función del rol. Si bien distintos, ambos aspectos son esenciales para un liderazgo eficaz.

CARÁCTER DE LIDERAZGO: LA ESENCIA DEL LIDERAZGO

Muchos líderes ineficientes aspiran a una posición de liderazgo, por lo que creen que tendrán el poder de hacer. En otras palabras, anhelan el poder y la autoridad para hacer las cosas a su manera. Pero nuestra experiencia sugiere que los líderes más eficaces comienzan su desarrollo al preguntarse no lo que van a estar facultados para hacer como líderes, sino qué tipo de líderes quieren ser. Es este enfoque sobre el ser de liderazgo – esta auto-conciencia de los valores y principios lo que estos individuos aportan al liderazgo - que Daniel Goleman describe en su libro Inteligencia Emocional (Bantam, 1997) como "el doble de importante que todas las demás competencias y los factores" en el éxito del liderazgo. Wilson Learning se refieren a esto como Carácter de Liderazgo.

El Carácter de Liderazgo está compuesto de valores, características y la claridad de propósito que determina lo que uno quiere ser como líder. Esto se expresa en la coherencia de comportamiento -- el grado en que las acciones de un líder concuerdan con sus palabras. La mayoría de las personas han experimentado, ya sea en su trabajo o en su vida personal, un líder que sirvió como un modelo de Carácter de Liderazgo. Fue ese líder que demostró un verdadero interés en usted como persona, que fue su mentor o que lo apoyó mientras crecía profesionalmente y que siempre parecía tomar decisiones sobre la base de una profunda claridad de propósito y de intención. Es este tipo de líder el que atrae a las personas y las inspira a dar el máximo de su energía.

Hemos encontrado que pocas organizaciones (o líderes) definen los elementos importantes del Carácter de Liderazgo en esta misma forma. De hecho, nuestra investigación ha identificado más de 16 factores individuales de carácter que se han vinculado al éxito del liderazgo. Wilson Learning los ha clasificado en estos tres componentes principales: Carácter Personal, Carácter Social y Carácter Organizacional.

  • Carácter Personal. El carácter de permanecer firme y decidido ante la adversidad.
  • Carácter Social. Mostrar a otro respecto, ser compasivo y valorar las diferencias individuales.
  • Carácter Organizacional. La voluntad de poner las necesidades de la organización y de sus clientes por delante de las necesidades personales.

Los Líderes efectivos demuestran un equilibrio de estos tres componentes como valores fundamentales.

El Carácter de Liderazgo es la base o Esencia, de todo liderazgo eficaz. Es también uno de los aspectos menos tangibles del liderazgo. Algunos consideran que el Carácter de Liderazgo no puede ser desarrollado – que la gente lo tiene o no lo tiene. Nosotros creemos que no sólo las personas pueden desarrollar el Carácter de Liderazgo, sino que deben hacerlo si aspiran a mejorar su rendimiento como líderes. En otras palabras, no se puede desarrollar al líder sin desarrollar a la persona. También reconocemos que las organizaciones no desarrollan el Carácter de Liderazgo de la misma manera en que desarrollan otras habilidades de liderazgo. Desarrollar el Carácter de Liderazgo requiere lograr que los líderes reconozcan sus sistemas de valores, aumentar la auto-conciencia, experimentar el impacto del carácter en sus vidas y romper viejos patrones de pensamiento. A través de una combinación de experiencias, coaching y apoyo, uno puede crear la reflexión necesaria para desarrollar el Carácter de Liderazgo.

CUATRO ROLES: LA FORMA DE LIDERAZGO

Modelo integral de liderazgo de Wilson Learning

Mientras el Carácter de Liderazgo es la base de un liderazgo efectivo, no es por sí mismo suficiente. A menos que esta base se complemente con las habilidades y conocimientos necesarios para actuar basado en esos valores y principios, el líder no podrá producir los resultados tangibles necesarios para la creación del éxito organizacional.

Nuestra perspectiva, sobre la base tanto de investigaciones en profundidad y la experiencia práctica, es que las habilidades necesarias para ejecutar un liderazgo efectivo pueden definirse como cuatro roles básicos que cada líder debe cumplir: Visionario, Táctico, Facilitador y Contribuyente.

Estos roles se complementan entre sí, aportando sus puntos fuertes a un liderazgo eficaz. Por ejemplo, el Visionario se centra en establecer la dirección, mientras que el Táctico asegura que ocurran las actividades para lograr la visión. El Facilitador se asegura de que todos los miembros del equipo y las partes interesadas estén debidamente involucradas, mientras que el Contribuyente se asegura de que los talentos propios del líder se estén aplicando. Estos cuatro roles definen las responsabilidades aparentemente contradictorias de un líder - a menudo el mayor desafío del liderazgo. Ser un gran líder significa ser capaz de equilibrar eficazmente estas cuatro funciones e integrarlas con éxito al Carácter de Liderazgo.

Cuatro Roles del Liderazgo
VisionarioTácticoFacilitadorContribuidor
Guía el crecimiento individual y el organizacional a través de la creación y comunicación de una estrategia y una visión inspiradora. Asegura que los resultados se cumplan planeando eficazmente el trabajo, delegando responsabilidades, revisando el desempeño y mejorando los sistemas y los procesos. Crea un ambiente de colaboración y trabajo en equipo para asegurar relaciones de trabajo efectivas. Crea éxito organizacional al contribuir con sus talentos personales, experiencias y habilidades.
Competencias Clave
  • Crear una visión y una estrategia compartida.
  • Comunicar y alinearse con la estrategia organizacional.
  • Liderar el cambio organizacional.
  • Entender el mercado: tanto a los clientes como a la competencia.
  • Planear y apoyar el crecimiento de los empleados.
  • Inspirar a los empleados y a todos los involucrados
  • Planear las actividades de trabajo y los objetivos.
  • Establecer las metas de los empleados.
  • Monitorear el desempeño de los empleados y de la organización.
  • Delegar y dirigir las actividades de trabajo y los objetivos.
  • Mejorar los sistemas y los procesos.
  • Coordinar las actividades de trabajo.
  • Versatilidad interpersonal.
  • Manejo de conflictos.
  • Comunicación efectiva.
  • Apoyar grupos y construir equipos.
  • Negociar e influenciar.
  • Solución de problemas y toma de decisiones.
  • Conocimiento financiero y de negocio.
  • Creatividad e innovación.
  • Desarrollo personal.

© Wilson Learning Worldwide Inc.

Diferentes situaciones requieren diferentes tipos de liderazgo, por lo tanto, la importancia de cada función varía por niveles y por organización. Sin embargo los cuatro roles son esenciales para un liderazgo eficaz en todos los niveles. Un supervisor de primera línea puede necesitar poner más énfasis en el rol Táctico, pero no puede ignorar el rol Visionario. Un alto ejecutivo deberá hacer más hincapié en el rol Visionario y menos en el Contribuyente, dejando la mayoría de cuestiones de implementación al equipo ejecutivo. Sin embargo, seguirá siendo importante - y muchas veces, crítico - que se tomen decisiones que requieran que un CEO utilice sus habilidades como Contribuyente. Los Líderes efectivos lideran desde la perspectiva de los cuatro roles.

El Visionario. El Visionario guía el crecimiento individual y el de la organización a través de la creación de una visión inspiradora. Si bien es importante en todos los niveles de la organización, el rol del Visionario toma distintas formas a medida que el alcance de control del líder se amplía. El personal directivo necesita contar con un profundo conocimiento de su entorno competitivo y luego utilizar esa información para crear una visión y una estrategia para la organización. También es necesario involucrar a otros en el perfeccionamiento de esa visión y compartir esa visión de una manera que promueva el compromiso para alcanzarla. Sin embargo, incluso supervisores de primera línea (como mínimo) tendrán que traducir la visión de la organización y la estrategia en trabajos que tengan sentido para sus empleados y entender las necesidades de sus clientes internos.

El Táctico. Si el Visionario pregunta: "¿Qué?" el Táctico pregunta: "¿Cómo?". En el rol del Táctico, el líder se asegura de que los resultados de negocio se logren a través de una gestión eficaz de las tareas y las responsabilidades. Para que el Táctico sea efectivo, debe planear actividades de trabajo que sean alcanzables y desafiantes para el empleado, debe delegar adecuadamente las tareas, objetivos y las decisiones a los demás, vigilar y supervisar la ejecución para garantizar que los objetivos de la organización se cumplan y apoyar a los demás en su rendimiento.

El Facilitador. El Facilitador crea un ambiente de colaboración y trabajo en equipo para garantizar relaciones de trabajo eficaces - una responsabilidad clave en todos los niveles de liderazgo. En el papel de Facilitador, los líderes efectivos manejan los conflictos, construyen equipos y aplican habilidades de comunicación para generar acciones y decisiones. Al cumplir su rol como Facilitador, el líder crea un ambiente en donde todo el mundo se siente valorado y sabe cuál es su contribución para el éxito de la organización.

El Contribuidor. El Contribuidor. Por último, el Contribuidor se centra en la creación del éxito de la organización mediante el uso de los talentos personales. Aunque los líderes no son los que realizan las tareas, a menudo son llamados a utilizar su creatividad, sus habilidades para la solución de problemas y su capacidad de tomar decisiones. En particular, los altos mandos tienen que entender cómo es realmente la toma de decisiones en la organización.

LIDERAZGO INTEGRADO: DESEMPEÑO Y REALIZACIÓN PERSONAL

Al integrar los cuatro roles - el Visionario, el Táctico, el Facilitador y el Contribuyente - con la base fundamental del Carácter de Liderazgo, se crean las condiciones necesarias para lograr desempeño con realización personal. Creemos que tanto el desempeño como la realización personal son esenciales para mantener un alto desempeño - que la gente no va a lograr mantener un alto desempeño si no se sienten realizados y que la gente no se sentirá realizada en el trabajo a menos que tenga altos niveles de desempeño. Ayudar a las organizaciones y a las personas a lograr desempeño sintiéndose realizados ha sido la misión de Wilson Learning por más de 50 años. Esto abarca todo lo que somos como organización.

El liderazgo integrado crea las condiciones necesarias para el desempeño con realización personal. La incapacidad de un líder para asumir cualquiera de los cuatro roles reduce el sentimiento de realización personal, el desempeño o ambos. Sin visión, los empleados no obtienen la realización que se siente al saber que se está contribuyendo a un bien mayor. Sin conocimiento táctico, los empleados encuentran dificultades para determinar si sus acciones están contribuyendo o no, al éxito de la organización. Sin una dirección de facilitación, el ambiente de trabajo puede ser hostil e improductivo. Sin un sentido de contribución significativo por parte de los líderes, los empleados carecen de modelos de desempeño con realización. Y ante la ausencia de Carácter de Liderazgo, los empleados sienten la falta de reflexión o de valores de sus líderes y ajustarán su propio nivel de compromiso con el éxito de la organización, de acuerdo con esta sensación.

PERFILES DE LIDERAZGO

Todos los líderes, independientemente de su nivel, deben cumplir los cuatro roles. Pero no es necesario que lo hagan con el mismo énfasis ni en la misma profundidad todo el tiempo. El énfasis en cada rol debe variar, dependiendo de las responsabilidades específicas de cada líder. La importancia de cada rol de liderazgo en la representación gráfica del modelo, ilustra cómo diferentes posiciones de liderazgo requieren diferentes perfiles para ser efectivos. Aunque hay probablemente un número infinito de posibles perfiles, definimos a continuación los tres que son más comunes.

Liderazgo para el Desempeño. El perfil del Liderazgo para el Desempeño es típico para una primera línea de supervisores o gerentes (por ejemplo, directores de ventas, supervisores, jefes de contabilidad), aunque en algunas organizaciones, el Liderazgo para el Desempeño es el perfil fundamental para los gerentes de departamento o incluso para los directores de división.

El Liderazgo para el Desempeño requiere fuertes habilidades de liderazgo Contribuyente y Táctico por las responsabilidad de las tareas y objetivos que se tienen. El liderazgo para el Desempeño se centra en garantizar que todos los empleados estén agregando valor y con frecuencia se espera que tengan las respuestas a preguntas técnicas o funcionales específicas. Si bien estos administradores necesitan traducir eficazmente las estrategias de la organización en objetivos del día a día de los grupos de trabajo - y ocasionalmente tienen que dirigir los esfuerzos del equipo - la mayor parte de su tiempo se dedican a los aspectos tácticos de "hacer que el trabajo se haga".

Liderazgo para el Crecimiento. El perfil del Liderazgo para el Crecimiento es el más equilibrado de los tres tipos, lo que representa un perfil típico de un nivel medio o un gerente de división en una organización mediana a grande.

Literalmente "atrapados en el medio", los Líderes para el Crecimiento requieren habilidades que pasen de moderadas a fuertes en los cuatro roles de liderazgo. Se espera que los Líderes para el Crecimiento ejecuten la estrategia, aunque no hayan participado en la definición de la misma. A menudo tienen que trabajar con sus pares e influenciarlos aunque no tengan ninguna autoridad sobre ellos y hacer frente a los conflictos interpersonales dentro de la organización. Los Líderes para el Crecimiento también necesitan fuertes habilidades tácticas, ya que gestionan a otros líderes para alcanzar los objetivos. A menudo son llamados a contribuir con sus talentos únicos para solucionar problemas funcionales específicos o tomar decisiones críticas. Sin lugar a dudas, el dirigente con el perfil de Liderazgo para el Crecimiento lleva muchos sombreros.

Liderazgo Estratégico. El perfil de Liderazgo Estratégico es el de un líder de alto nivel (por ejemplo, Vicepresidente de División y superiores). Los principales roles del Líder Estratégico son el Visionario y el Facilitador, ya que se espera que estos líderes impulsen el cambio, creen una visión para el futuro de la organización y desarrollen estrategias para lograr la visión. Para lograr esto, los Líderes Estratégicos necesitan fuertes habilidades de Facilitación para obtener diversas funciones y grupos de empleados que trabajen juntos hacia un futuro positivo compartido.

Las competencias inherentes a este perfil suelen estar limitadas a apoyar los esfuerzos tácticos de liderazgo de los directores funcionales, mientras que las habilidades del rol Contribuyente son normalmente reservadas para situaciones más críticas. Los líderes de alto nivel ejecutivo que dedican mucho tiempo a los roles Táctico y Contribuyente, no se consideran eficaces en la función ejecutiva porque claramente no han desarrollado lo suficiente a sus subalternos directos.

INTEGRACIÓN DE ESENCIA Y FORMA

Creemos que, a diferencia de los cuatro roles de liderazgo, el Carácter de Liderazgo debe enfatizarse independientemente de dónde o en qué nivel, un líder trabaja. El Carácter de Liderazgo puede ser expresado de otra manera, dependiendo de la posición del líder, de los valores de la organización e incluso de los diferentes negocios que ella enfrente; pero no es cierto que el Carácter sea más crítico a medida que avanza hacia niveles más altos de liderazgo. Esto se debe a que la gente necesita un líder que tenga un fundamento sólido en lo que es como líder - especialmente en tiempos de cambio. Con tantos factores que perturban el ambiente de trabajo hoy en día, los líderes con un sentido bien desarrollado de sí mismos, pueden proporcionar un faro de estabilidad: la coherencia entre objetivos y valores que los empleados necesitan para seguir centrados en la tarea sin importar su nivel en la organización.

Al final, un liderazgo efectivo se compone tanto de Esencia como de Forma - una claridad de propósito de lo que uno quiere ser como líder y la capacidad de ejecutar los roles de Visionario, Táctico, Facilitador y Contribuyente. Sólo a través de esta integración de la Esencia y de la Forma puede un líder inspirar a los demás para que entreguen toda su energía, creatividad y talento. El clima de los negocios hoy en día requiere de líderes que sean modelos de integración - líderes que se muestren emocionados acerca de las posibilidades del liderazgo. Para ellos, el liderazgo es estar al servicio de los demás. Y a pesar de los muchos desafíos que enfrentan, los líderes eficaces demuestran una energía profunda, una emoción contagiosa y una eterna esperanza acerca del futuro que inspira a los que los rodean.

Para obtener más información acerca de los conceptos compartidos en este artículo y cómo Wilson Learning puede ayudar a abordar estos problemas, contacte a Wilson Learning en México al 52(55)56608360 y en Colombia al 57(1)2138896

Solicitar el PDF

También podría estar interesado en la lectura
 Enfoque de la Fuerza de Trabajo

¡Suscríbase ahora! Por favor, complete este formulario para suscribirse para recibir artículos y ponencias.

* Campos obligatorios

Entiendo que al suscribirme, estoy de acuerdo en rescibir comunicaciones electrónicas de Wilson Learning relacionadas con el tema de este documento.

Privacidad | Legal